logo web
Instalaciones, reparaciones y mantenimiento

Atascos en el baño: jabones, cabellos y otros elementos orgánicos:

En el caso de la ducha y los baños, el atasco puede estar formado por la acumulación de pelos o cabellos. Estos tapones pueden resolverse con una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre. Simplemente vierte medio vaso de bicarbonato de sodio por el desagüe y a continuación empieza a verter lentamente el vinagre. La reacción química de estos dos productos produce una gran cantidad de burbujas que pueden hacer ascender por la tubería los cabellos acumulados, pudiendo sacarlos y desechándolos. Si hace falta, podemos ayudarnos de unas pinzas o tenazas de largo alcance. No te preocupes por los resultados de la reacción química, el dióxido de carbono y el agua son elementos inocuos para la tierra. Nunca verter toallitas por el wáter.

El desatascador de tuberías:

Además de estos remedios caseros, en todo hogar debemos contar con la clásica herramienta para desatascar tuberías, el desatascador o “chupón” como se le conoce en algunas regiones. Este sistema requiere algo de maña y fuerza manual. Su utilización es muy sencilla, con la goma del desatascador rodeamos la boca del desagüe atascado y apretamos hacia arriba y hacia abajo. El acordeón de la goma hará un vacío de manera que con este movimiento podemos “aspirar” los objetos que estuvieran provocando el atasco.